viernes, 1 de octubre de 2010

Concluyen labores del Cuerpo Militar del Trabajo

Ceremonia de clausura del Batallón Curicó se realizó en el Centro de Extensión de la UCM. Militares coinciden: tarea pendiente son las demoliciones

CURICÓ.- Un positivo balance realizaron las máximas autoridades militares que estuvieron a cargo en la provincia del Cuerpo Militar del Trabajo que desde mayo pasado se abocó a desarrollar tareas derivadas de las secuelas dejadas por el terremoto. El programa que fue financiado por el Gobierno y ejecutado por el Cuerpo Militar del Trabajo en 62 comunas entre la Sexta y Octava Región, coordinó sus faenas con los respectivos municipios. Entre los trabajos que se desplegaron destacan la instalación de viviendas de emergencia, remoción de escombros, limpieza de alcantarillado de aguas lluvia y de canales, impermeabilización de mediaguas, etc.
La ceremonia oficial de clausura, que se realizó en las dependencias del Centro de Extensión de la Universidad Católica del Maule, fue encabezada por el coronel Francisco Ortiz, comandante del Destacamento Talca, que tiene a cargo la zona jurisdiccional entre la Sexta y Séptima Región. Ortiz destacó la participación femenina en las labores que desplegó la compañía. “Destacamos la gran convocatoria de mujeres, más que de hombres. Eso habla muy bien de, por ejemplo, las dueñas de casa que con gran espíritu participaron trabajando codo a codo con los hombres. Formamos un gran equipo entre militares y civiles”.
Al ser consultado sobre la petición manifestada por autoridades de algunas comunas, que señalan que aun es necesario mantener en ellas a los diversos batallones, el coronel Ortiz indicó que tal decisión no depende del Ejército. “El Gobierno ya resolvió dejar en la Región del Maule la labor del Cuerpo Militar en solamente cinco comunas: Talca, Curepto, Constitución, Chancho y Cauquenes, que se van a mantener en funciones hasta el 4 de noviembre. Todas las otras comunas se cierran el 4 de octubre. Por eso en estas ceremonias estamos entregando los diplomas correspondientes a todos los trabajadores que colaboraron”.

DEMOLICIONES
El teniente coronel Eugenio Marzal, comandante del Batallón de Reconstrucción Curicó señaló que a diferencia de los 258 trabajadores civiles, el personal militar (integrado por 18 personas de distintas unidades del país) que está involucrado en la compañía finalizará sus labores y se retirará de la zona recién a fines de octubre. Según Marzal, el gran tema pendiente está ligado a las demoliciones que no se alcanzaron a concretar. “Los alcaldes están al tanto que es una labor que de ahora en adelante se debe realizar. De hecho, esas demoliciones obedecen a los requerimientos de las municipalidades, a través de las personas que se inscriban por las dependencias que demanden un riesgo para la población. Sobre la solicitud de extensión, hay que ser claros, en un principio la fecha de término estaba pactada para el 14 de septiembre y al final se alargó hasta el 4 de octubre”, agregó.  El Batallón de Reconstrucción Curicó fue el responsable de los trabajos en tres comunas de la provincia: Teno, Curicó y Molina. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario