jueves, 9 de septiembre de 2010

Teatro y música de Europa se toman el paseo de 1 Sur

Sanji Kelemen-Alex vive en Viña del Mar, pero viaja por Chile mostrando sus melodías medievales

TALCA.- Sanji Kelemen-Alex llegó desde la ex Yugoslavia a probar suerte en Chile. Director de teatro y músico pensó que en estas tierras encontraría un público que se cautivaría con su arte. Para ganar otros ingresos decidió realizar arte callejero vestido de bufón acompañado por un acordeón que más que un valor económico tenía un valor sentimental.

En una de sus tantas presentaciones por el país quiso visitar la capital regional, aquí el recibimiento no fue el esperado puesto que le robaron su acordeón y la vestimenta, incluida la mascara de Alex el Bufón, su nombre artístico.

“Estoy muy triste. Lamentablemente no se recuperó ninguna de mis pertenencias pero aún tengo fe en que haya alguien de buena voluntad que me entregue mis objetos, ahora estoy con una acordeón mala, de chinos”, contó en medio de risas Alex.

Comentó que quiso regresar a Talca por el aprecio que le tiene a este público, “después de sufrir el robo en esta ciudad me puse triste pero quise volver hasta acá porque aquí la gente es muy amable y se nota que les gusta mucho mi música. En todas partes ocurren cosas malas y no tiene nada que ver con una ciudad en particular”.

Sanji Kelemen-Alex vive en Viña del Mar pero viaja por diferentes partes de Chile mostrando sus melodías medievales, como en la historia en donde los agraciados bufones eran invitados a los lujosos palacios para presentar su humor, música y bailes. Hoy Alex cuenta que estar en la calle, con su traje y mascara de bufón, tocando buena música, “me hace sentir que estoy en el jardín de un palacio. Para mi la gente que camina y se detiene a escucharme son mis reyes y mis reinas”, dijo.

UN HOMBRE SIN TIERRA

Nació en la ex Yugoslavia, por lo que se define como un hombre sin tierra, es por eso que buscó un destino ideal para concretar sus sueños a través de lo que mejor sabe hacer, música y teatro.

“Soy director de Teatro y Televisión. En mi carrera escuche que en Chile no habían muchos teatros, a diferencia de lugares de Europa donde en cada ciudad hay muchos escenarios para mostrar un espectáculo. Yo creí que sería una oportunidad interesante llegar aquí y hacer mi teatro porque yo soy de la ex Yugoslavia y mi país no existe por lo que me dedique a buscar un lugar para habitar”, confesó.

Cuando arribó al país lo hizo con su querida acordeón y con ella recorrió diferentes lugares de Chile. Hizo reír y hasta emocionarse a muchos de los que lo oían. Hoy, después de varios años, sigue con las ganas de deleitar a sus reyes y reinas con arte de calidad.

“Cuando llegué a Chile sólo hice teatro pero eso no me permite vivir es por esto que decidí salir a la calle para hacer más dinero y también para estar más cerca de la gente. Lo que realizo es tocar melodías europeas con mi acordeón, además de crear todo un ambiente para llamar la atención de la gente. Con esto también saludo al Bicentenario de este país”, enfatizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario