lunes, 30 de agosto de 2010

Bomberos manifestó preocupación por incendios en lugares deshabitados

El descuido de los dueños por cercar adecuadamente sus sitios o propiedades dañadas y el accionar de terceros en este tipo de siniestros, tiene en estado de alarma a la institución tras el terremoto

TALCA.- El incendio ocurrido este sábado en las dependencias del Liceo Marta Donoso Espejo encendió las alarmas en Bomberos, ya que se suma a la larga lista de siniestros provocados en recintos que quedaron desabitados tras el terremoto. Según las primeras investigaciones, el fuego que se inició en la biblioteca del establecimiento, habría sido responsabilidad de terceras personas.

“La preocupación la hemos manifestado desde abril a la fecha, período donde la cantidad de accidentes con fuego han aumentado notoriamente. Las causas son dos, la primera de ellas tiene que ver con que los dueños de los emplazamientos no han cerrado de forma adecuada los terrenos que fueron afectados por la catástrofe, mientras que el segundo hace referencia a la gente que saca partido de la situación o indigentes que andan en búsqueda de techo”, manifestó el comandante de la institución, Carlos Bernales.

INCREMENTO

En ese sentido, Bernales añadió que la tasa de siniestros se ha visto incrementada en un 8 por ciento tras el 27 de febrero, por lo que hizo un llamado a la comunidad para que los sitios eriazos o casas que fueron abandonadas por sus dueños sean cercadas para mantenerlas aisladas del flujo peatonal.

El asunto también corre para las casas que están esperando ser demolidas (ver recuadro), las que resultaron con daños y las mediaguas que se han levantado para enfrentar la emergencia, ya que han incrementado el riesgo de forma considerable, sobre todo durante el invierno con los sistemas de calefacción.

MARTA DONOSO

Respecto a lo sucedido en el Liceo Marta Donoso Espejo, el comandante comentó que “a pesar de que contaban con un nochero, presumiblemente entró gente y tenemos la convicción de lo que sucedió ayer (sábado) en el sector de la biblioteca, donde aún se mantenían libros y había mobiliario, fue provocado por terceras personas”.

Así es como el incendio del fin de semana pasó a engrosar la lista de siniestros que se han provocado tras la catástrofe y que incluso ya tiene a sujetos formalizados por cometer este tipo de delitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario