domingo, 25 de julio de 2010

Intensas nevazones aún mantienen complicados a habitantes de Vilches


Según los vecinos, los cortes de luz se han vuelto una situación constante

TALCA.- Complicados se encuentran los habitantes del sector precordillerano del Maule debido a la intensa nevazón que se dejó sentir entre miércoles y jueves, días en los cuales se generó suficiente acumulación para cortar caminos, provocar apagones eléctricos y falta de comida para los animales. Esta situación, sumado el terremoto de fines de febrero, mantiene incierta a la comunidad ya que si no es un desastre natural el que los afecta, es otro, sumado a los intensos vientos de las semanas pasadas.
Vilches, en la provincia de Talca, hasta el momento permanece cubierto de nieve. Incluso, durante el “terremoto blanco”, personas no pudieron llegar a sus casas y debieron dormir donde vecinos. Lo peor vino después cuando hubo que despejar caminos, levantar árboles caídos sobre el tendido eléctrico, acumular el escaso forraje y prestar ayuda a los vehículos que quedaron atrapados.
Eliecer Poblete vive junto a su esposa y un hijo. Para el cataclismo perdió su casa y ahora, en medio de las bajas temperaturas, busca la forma de superar las trabas y continuar normalmente con su vida. “Desastres como éste ocurren muy a lo lejos, es más, años que no caía una nevazón así. La semana pasada tuvimos un viento fuerte que también nos dejó varios daños, muchos árboles quebrados y cortes de luz. Ahora nos ha tocado seguido, los animales no tienen qué comer y hay cortes: es demasiado complicado vivir así”, relató.

No hay comentarios:

Publicar un comentario