jueves, 8 de julio de 2010

Intendente convocó su primer Comité Regional de Emergencia tras terremoto

Rodrigo Galilea, aseguró que la ocasión servirá para que los principales organismos que participan ante eventuales catástrofes, conozcan el plan de contingencia que está elaborando la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi)


TALCA.- Tras diversas críticas recibidas por diversos actores entendidos en la materia de prevención, finalmente el intendente del Maule, Rodrigo Galilea, oficializó en su calidad de presidente, la convocatoria del primer Comité Regional de Emergencia para el próximo martes 13 de julio en Talca, medida considerada como clave para comenzar a confeccionar un plan de coordinación que permita actuar en momentos de complicaciones similares a la acontecida el pasado 27 de febrero.

A la cita deberán llegar los cuatro gobernadores provinciales de la región, seremis de las diversas carteras y autoridades de los servicios que cumplen un rol protagónico ante catástrofes de magnitud, como Carabineros, la Policía de Investigaciones (PDI), Ejército, Bomberos, Defensa Civil, Cruz Roja, entre otros organismos.

En la ocasión, Galilea adelantó que la Oficina Regional de Emergencia (Oremi) dará a conocer un plan de contingencia creado a nivel nacional, para que sea discutido entre los personeros que acudan a la reunión y se acote al Maule.

PLAN DE CONTINGENCIA

La información fue confirmada por el propio director de la Oremi, Claudio Alarcón, quien señaló que “actuaremos como parte asesora e informaremos el plan a las diversas autoridades para ponernos de acuerdo y tener claridad sobre la forma en que hay que actuar ante alguna eventualidad”.

Alarcón agregó que si bien el proyecto está confeccionado desde el nivel central, se acotará a la realidad maulina con el propósito de reaccionar de la mejor forma posible ante alguna emergencia de proporciones.

Respecto a los alcances del estudio, el director regional de Onemi adelantó que “contempla las vulnerabilidades de los principales puntos críticos, como las zonas costeras en caso de tsunami, los canales de regadío que provocan crecidas, y en los sectores urbanos tema referentes a cómo reaccionar ante los sismos, entre otras medidas más”.

Por eso catalogó el primer encuentro como clave para instaurar un proyecto definitivo, que cuente con la aprobación de las máximas autoridades y, sobre todo, para mejorar lo que falló la fatídica madrugada del 27 de febrero. “La idea es (el plan y el comité) que se mantenga en el tiempo y vaya mejorando”, añadió Alarcón.

CRÍTICAS

En cuanto a las críticas recibidas por parte de algunas autoridades de Bomberos y del ex director de la Oremi, Fermín Villena, fue enfático al señalar que “no me voy a hacer cargo de críticas que no traen consigo un aporte constructivo. Nos reprochan por la ayuda que le llevamos a los damnificados, pero ellos son prioridad para nosotros. Tratamos de hacer el trabajo de la mejor forma posible y creo que es injusto como nos tratan. Hay funcionarios que perdieron todo y que han dado lo mejor de ellos para sacar adelante la labor”.

De todas formas, reconoció que falta mucho por avanzar para mejorar el funcionamiento del organismo y que debido a eso recalcó que “Onemi está en un proceso de reestructuración y eso consiste en generar mayores recursos que nos permita contar con más personal, vehículos y mejores instalaciones. Pero es algo de mediano plazo, ya que los dineros deben ser aprobados a nivel de Congreso”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario