viernes, 9 de julio de 2010

Cien casas a punto del colapso en Talca

El adobe dañado por el terremoto se debilitó aún más al entrar en contacto con las lluvias de los últimos sistemas frontales que afectaron al Maule


TALCA.- Aproximadamente 100 viviendas de la capital regional presentan serio riesgo de colapso de sus muros debido al reblandecimiento del adobe debido a los últimos temporales que han afectado al Maule. La próxima semana se reiniciarán las demoliciones en la ciudad –luego de varios días paralizadas- y las cuadrillas trabajarán rápida y prioritariamente en dichos inmuebles.

Así lo aseguró el coordinador de demoliciones del municipio, Antonio Tordecilla, quien manifestó que el nefasto estado de las viviendas de adobe tras el terremoto, sumado a las fuertes precipitaciones, mantiene a muchas propiedades con riesgo inminente de desplome, lo que puede suscitar un peligro considerable para las personas que transitan frente a ellas.

“Hay muchas propiedades peligrosas que todavía no se han demolido. Sin temor a equivocarme son 100 viviendas que están con riesgo y que, en estos momentos, están completamente pasadas de agua y con riesgo de caída… Durante la próxima semana partirán las demoliciones en la ciudad y tenemos completamente claro que vamos a partir con las viviendas que están con mucho riesgo”, aseguró.

Dichos inmuebles, indicó el profesional, son aquellos donde los propietarios extrajeron las cubiertas y dejaron el adobe en contacto directo con la lluvia, por lo que los muros en cualquier momento podrían colapsar. Están ubicadas en el radio comprendido por las calles 2 y 6 Sur, entre 2 y 11 Oriente, y en el barrio norte de Talca.

“Están las órdenes de demolición de esas casas y vamos a partir por ellas para minimizar los riesgos de caída. Es conveniente que la gente espere nuestro llamado para confirmarles: les avisaremos con anticipación, entre tres y cuatro días, para que puedan retirar los materiales que a ellos les sirva. Al momento de sacar antes las cubiertas ellos están aumentando el riesgo de daño de las propiedades”, aseguró Tordecilla.

RECURSOS ASEGURADOS

El alcalde Juan Castro subrayó que el intendente Galilea le manifestó que los recursos para las demoliciones están asegurados y que sólo faltaba realizar un cambio administrativo en la forma de obtener los dineros desde el gobierno. Éstos salían por emergencia y ahora serán derivados desde el Ministerio del Interior, transferencia que está en trámite interno y administrativo.

“Su compromiso es que las máquinas seguirán demoliendo y se continuarán retirando los escombros desde las calles y los sitios que están dañados… Cuando hay un riesgo inminente de desplome hacia la vereda o la calle, la municipalidad actúa, pero los profesionales nuestros no nos han dado esa indicación e información”, aseguró.

El edil indicó que es necesario que las personas firmen las autorizaciones de demolición para que no ocurra lo mismo que durante las últimas semanas de faenas del Cuerpo Militar del Trabajo, cuando muchas cuadrillas no tenían qué hacer por la falta de permisos. Precisó que los mismos vecinos deben ser capaces de comprender que sus inmuebles están en malas condiciones y que lo mejor para la comunidad y para ellos es bajar dichas estructuras.

“Hay propiedades que se ven con daños, pero no se ha podido encontrar a los propietarios. Como no existe un riesgo inminente de desplome hacia la vereda, la municipalidad tampoco ha actuado por sí sola porque tenemos respeto por la gente”, concluyó Castro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario