lunes, 14 de junio de 2010

Comerciantes perciben aumento de inseguridad en área central

Los recintos cerrados y la proliferación de sitios eriazos colaborarían con el miedo. Sin embargo, Carabineros informó que ilícitos de este tipo disminuyeron


TALCA.- Inseguros se sienten los dueños de locales del centro de la capital regional tras los robos que se han cometido al interior de ellos. Debido al terremoto, a los sitios eriazos formados y la reparación de tiendas vacías, los pocos que continúan funcionando temen por hurtos nocturnos y la pérdida de sus productos.

Al descubierto quedó la mañana de ayer un ilícito en una tienda de mascotas talquina, ubicada en calle 1 Norte entre 6 y 7 Oriente. Sus propietarios fueron avisados de que la reja de seguridad estaba forzada al igual que la puerta de vidrio, por lo que concurrieron al lugar y se percataron que fueron víctimas de robo presumiblemente durante la noche.

En el hecho, el o los antisociales –procedimiento que tomó la Policía De Investigaciones (PDI) para su esclarecimiento- sustrajeron una suma de dinero en efectivo cercana a los 150 mil pesos y una balanza. Sin embargo, también evalúan la posibilidad del hurto de mercadería.

El dueño del local, Juan Rozas, manifestó que con estos daños queda intranquilo ya que, en cualquier momento pueden abrir de nuevo la reja y salir con todos los insumos. “Me da mucha inseguridad porque acá Carabineros se pasea tarde, mal y nunca en la noche, y en esta calle somos poco los comerciantes que vamos quedando ya que los locales están vacíos por arreglos. Necesitamos mayor resguardo”, recalcó.

PROTECCIÓN

El presidente de la Cámara de Comercio de Talca, Fernando Jiménez, indicó que si bien durante los días hábiles se observa protección policial en el área céntrica, una vez que llega la noche la seguridad no se percibe a raíz de que hay lugares muy oscuros y abandonados, propicios para el actuar de los delincuentes.

“La policía tiene que dar más resguardo y aplicar mano dura con aquellos que sorprendan para que no hagan el intento de volver a hacerlo. El centro comercial se ve poco iluminado y con escaso resguardo policial pero el hecho que los cuadrantes se movilicen dan mayor tranquilidad. Hay que evitar y no esperar que las cosas pasen para tomar las medidas”, manifestó.

En dicho sentido el jefe de la Tercera Comisaría Talca, mayor Benjamín Piva, explicó que la realidad es diferente en el centro ya que la ocurrencia de robos es un 30% menor comparada con igual periodo del 2009. Si bien reconoció que la ciudadanía mantiene una percepción de inseguridad no es tal la ocurrencia de ilícitos, sobre todo al haber menos locales abiertos, ya que eso permite que se les entregue mayor vigilancia que antes.

Llamó a los comerciantes a solicitar la presencia de Carabineros para que se efectúe un estudio de seguridad a cada recinto y así conocer los puntos sensibles y saber cómo remediar esa situación. “También comunicarse con el delegado del cuadrante para ver cuáles son los horarios donde los locales quedan sin resguardo y coordinar los servicios policiales pertinentes”, afirmó el comisario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario