lunes, 14 de junio de 2010

Ayuda de Marzo aún no se reparte

Alimentos vencidos y donaciones al aire libre se acumulan en Fital


TALCA.- A más de tres meses del terremoto, gran cantidad de ayuda en productos alimenticios, de supermercado, agua, colchonetas y mediaguas, están literalmente arrumbadas en el recinto Fital, situación que tiene muy molesto a los entes que colaboraron en su momento con estos productos.

Uno de ellos fue una empresa de bebidas gaseosas de Talca, cuyo gerente de marketing, Carlos Oliva, explicó que la primera quincena de marzo hicieron una importante donación de agua envasada y de jugos para que sean repartidos entre los damnificados. Estos últimos vencían en mayo y así quedó demostrado por las imágenes registradas en el lugar.

La donación se hizo por intermedio de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) en la región para que dicha institución la distribuya a través de los municipios

“Nos encontramos con la sorpresa de que algunos consumidores nos señalaron que estaban dando productos vencidos nuestros. Estamos haciendo un chequeo porque recién la semana pasada nos informaron de esto”, explicó.

Carlos Oliva señaló que harán las gestiones para que se retire la ayuda que está apilada en las calles interiores y pabellones del recinto Fital. “Nos quedan dos opciones: retirarlas para botarlas nosotros o que las boten la propia Onemi”, expresó Oliva dando cuenta que no se puede hacer nada más con los productos donados en su oportunidad puesto que ya no son posibles de ser utilizados.

“Se perdieron todos los productos. Nunca nos imaginamos que había tanta cantidad que no se había entregado y están vencidos”, señaló el gerente.

Oliva agregó que se hizo una revisión de los productos acumulados en Fital y ahora se encuentran preparando un informe para contactarse con la Onemi o con la Intendencia, hecho que se produciría en la presente jornada.

Diario El Centro intentó contactarse durante la jornada de ayer con el nuevo director regional de la Onemi, Claudio Alarcón, sin resultados positivos. Fueron varios también los intentos al teléfono celular asignado al servicio y que permanece en poder de la autoridad regional de Onemi para cualquier requerimiento, pero éste derivaba inmediatamente al buzón de voz.

FALTA DE EXPERIENCIA

Lo anteriormente señalado, para el diputado Pablo Lorenzini (DC), está dado por la negligente entrega de una serie de productos bebestibles, los cuales ya tienen sus fechas de vencimiento cumplidas.

“Este es un tema de responsabilidad, de errores por falta de experiencia. Hay un desconocimiento total en términos de la acumulación pensando en que se aprovechará después”, señaló Lorenzini.

Además, el parlamentario hizo un llamado a las autoridades para que transparenten las cantidades de ayuda acumuladas. “Que se haga un arqueo, un inventario total donde hay dudas y lo que se perdió se darán las excusas, pero lo que está bueno que sea distribuido de inmediato”, indicó.

Para el legislador, lo detectado es una falta de respeto para con los damnificados de toda la región, pero también para quienes aportaron con los productos que hoy están en descomposición.

“Hemos sabido que existe molestia y también preocupación de parte de la empresa proveedora, lo que es entendible, pues lo que debía ir a ayuda social, finalmente se irá a la basura. También sabemos que ellos intentaron ingresar a las bodegas para conocer en terreno la situación, pero se les impidió efectuar tal procedimiento”, dijo.

El parlamentario instó al intendente Rodrigo Galilea para que se haga cargo de esta situación porque de no corregirse en los próximos días, “se hará una denuncia ante el Ministerio del Interior”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario