jueves, 27 de mayo de 2010

Menor de 17 años fue imputado por llevar una escopeta hechiza al liceo

Una tía del adolescente, que se presentó ante el Juzgado de Garantía como su apoderada, dijo que el joven estaba amenazado y que un sujeto le entregó la escopeta artesanal para defenderse.

TALCA.- “Él no es un delincuente. Lo que pasó es que un ex de su polola lo amenazó a través de un mensaje a su celular. Como le dio mucho miedo, fue a buscar a un amigo que le entregó el arma para que se defendiera. En el liceo primero llamaron a la policía y no a mi, que soy su apoderada, por lo cual voy a presentar un reclamo”.
Así reaccionó ayer Marcelina Garay, tras conocer los hechos que llevaron a la detención de su sobrino, de 17 años, por parte de personal de Carabineros de la Primera Comisaría de San Clemente, quienes habían recibido una denuncia de las autoridades del Liceo Entre Ríos, donde el adolescente cursa segundo año de enseñanza media.
La mujer, que se presentó en el Juzgado de Garantía de Talca como apoderada del menor, explicando que el joven no tiene padre ni madre y que había sido criado por su abuelita, afirmó que espera entregar los antecedentes al abogado de la Defensoría Penal Pública que ayer representó al adolescente, Rodrigo Chávez, quien se especializada en casos de la ley de responsabilidad penal adolescente.

CAÑÓN Y EMPUÑADURA
La versión de la tía del menor fue refrendada a primera hora por el capitán, Pedro Diaz, de la Primera Comisaría de San Clemente, quien señaló que el menor había entregado la misma versión cuando fue detenida. El jefe policial subrayó que los carabineros procedieron de inmediato a incautar el arma hechiza, siendo derivada ayer a manos de la fiscalía de Talca como antecedente probatorio.
El peligroso artefacto consiste en un tubo de fierro principal -que actúa como cañón- de 27 centímetros de largo, con empuñadura de 13 centímetros; anexado a otro tubo de menor diámetro, con un largo de 18 centímetros y empuñadura de 12 centímetros, el cual actúa como disparador de municiones del tipo cartuchos, ya que dispone de una aguda percusora de fierro.
El objeto se acciona con un golpe hacia adelante, alcanzando un peligroso radio de fuego. El fiscal, Nelson Riquelme, en audiencia ante el juez del Juzgado de Garantía de Talca, Humberto Paiva, explicó que el menor fue sorprendido con dicha arma por un profesor del liceo, en momentos en que portaba el artefacto en uno de los baños del establecimiento educacional. A la vez, dijo que las autoridades del liceo realizaron la denuncia inmediata y personal de Carabineros detuvo al menor por un delito flagrante, además de incautar de inmediato el arma hechiza.

DELITO AGRAVADO
En dicho contexto, el fiscal presentó cargos criminales contra el adolescente como autor del delito de tenencia ilegal de un arma de fabricación artesanal. Según explicó, la ley sanciona con mayores condenas cuando se trata de armas hechizas que otras de fabricación regular, en razón de que se trata de objetos fabricados al margen de la ley.
“Nadie puede tener un arma de estas características, permisos no hay para tener un arma de estas características”, afirmó. A su vez, respecto a la versión de la apoderada del menor, el fiscal manifestó que el joven –cuando fue detenido por los carabineros- se acogió a su derecho a guardar silencio, añadiendo que en la investigación no consta ninguna denuncia por amenaza por parte de dicho adolescente.
Por solicitud del fiscal, el juez aplicó al menor dos medidas cautelares de firma mensual obligatoria y sujeción a una institución colaboradora del Servicio Nacional de Menores (Sename). En forma paralela, se fijó fecha de juicio abreviado –en caso que acepte su responsabilidad en el delito- para el día 5 de octubre próximo. A la salida del tribunal, el menor fue acogido por su tía, sin realizar ningún tipo de declaraciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario