jueves, 15 de abril de 2010

Víctimas piden reabrir causa por torturas en ex Colonia

TALCA.- Una dura crítica al ministro de fuero de la Corte de Apelaciones de Santiago, Jorge Zepeda, manifestó el abogado, Roberto Celedón, en su calidad de querellante en una causa criminal iniciada tras querella de numerosas víctimas de torturas registradas en la ex Colonia Dignidad, durante los primeros años del régimen militar.
El motivo fue, según explicó el propio Celedón, la resolución adoptada por Zepeda al cerrar la causa criminal, paso previo al sobreseimiento. En este sentido, el querellante anunció que pedirá numerosas diligencias y que, si son negadas por el ministro instructor, acudirá a la Corte de Apelaciones de Santiago para revocar dicha resolución.
En este mismo sentido, afirmó que ante dicho tribunal superior, pedirá no sólo la reapertura del sumario, sino que también exigirá que se someta a proceso a Paul Schäfer y al general (r), Manuel Contreras, el primero como ex líder del enclave germano y el segundo como jefe de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (Dina).

“ES INCOMPRENSIBLE”
Roberto Celedón subrayó, además, que el cierre del proceso es “insólito. Es numerosa la cantidad de antecedentes probatorios que acreditan que la ex Colonia era un centro de torturas de la Dina, en especial, en el caso de Adriana Bórquez. Existen 17 testimonios de ex presos políticos de Talca que lo confirman”.
“Hay declaraciones de agentes que lo reconocen. Uno de ellos es Eduardo Pincetti, conocido como el ‘doctor muerte’, que reconoce que no hubo ningún detenido que haya pasado por la Colonia y que no haya sido torturado. Igual declaración hizo Osvaldo Romo. ¿Todo esto no vale? Es algo realmente incomprensible”, indicó.
El querellante recordó que el ministro Zepeda, en contraparte, condenó al propio Schäfer por dleitos similares cometidos contra ex colonos. “Yo no sé porqué se discrimina a las víctimas de la región, si son todas personas honorables. Es una cosa insólita”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario